POR QUÉ MI PERRO TIENE PROBLEMAS CON OTRO PERRO

4 abril, 2016
Jodiya Bandar how to cloud mine bitcoin for free

Por qué mi perro tiene problemas con otros perros
perro ataca a otros perrosEsta es una de las consultas que más preguntan los propietarios ante un perro que dentro de casa se suele comportar muy bien, pero una vez fuera no es capaz de pasear sin dirigirse de forma agresiva, poco sociable o con miedo a otros perros, en conclusión, no sabe relacionarse con otros perros por lo que presenta un grave problema social.

La razón que esgrimen muchos propietarios es que su perro es agresivo, por naturaleza, de nacimiento. Rotundamente falso. No hay ningún perro que por naturaleza sea agresivo (exceptuando casos muy minoritarios de problemas neurológicos), y la mayor razón por la que un perro es agresivo con otros es principalmente su propietario. Muchos de los que estén leyendo esto y que tengan un perro de estas características no estarán de acuerdo porque los habrán educado sin violencia, sin gritos, consintiéndole mucho incluso, etc.

Pues bien, por mucho que se eduque a un perro entre algodones si no se le ha educado y sociabilizado de forma correcta en su infancia, presentará este problema. Pero analicemos las razones:

La socialización: hay un periodo crítico por el que pasan todos los perros en su infancia, durante los 2 a 4 meses de edad, en los que el cachorro pasa por el periodo de socialización. En este periodo el cachorro está altamente sensible a las interacciones sociales. Dependerá de estas interacciones sociales para que de adulto sea más o menos sociable con otros perros, personas, entorno, … Es decir, si entre los 2 y los 4 meses expones a tu cachorro a numerosas relaciones sociales con personas de todo tipo, con perros cachorros, con perros adultos, etc., con diferentes sonidos y entornos, el perro asimilará de forma muy intensa todas estas relaciones (las relaciones con otros perros deben cuidarse, siempre deben ser positivas, de lo contrario, podríamos crear un trauma en el perro). Da la desafortunada casualidad que este periodo de socialización coincide con el periodo de vacunación y, muy erróneamente, los veterinarios ponen en cuarentena a los cachorros y exigen a sus propietarios que no pisen la calle para evitar contraer enfermedades, sin pensar en el daño social y emocional que están creando en los perros. Mi recomendación es que socialices a tu cachorro, sin exponerlo a perros callejeros, a suelos muy sucios, vigilando que no coma nada de la calle, etc. Como propietario, puedes quedar para pasear o jugar con otros perros o cachorros que sepas que ya están vacunados y que no revierten en un peligro para el cachorro, pero sí o sí, el cachorro debe socializarse. Un cachorro socializado será un perro socialmente activo, confiado, seguro de sí mismo, y muyy equilibrado en su relación con los demás perros.
La educación: no humanizar, esa es la clave. Nunca se debe humanizar al perro, siempre hay que educar en función de la naturaleza del perro, donde hay una jerarquía social fuertemente marcada en la que hay un líder que debes ser tú, y un sumiso que debe ser tu perro. Educa en estos roles, nunca permitas que tu perro sea líder porque de lo contrario, no solo tendrás problemas en casa comportamentales, sino que fuera no sabrá relacionarse con otros perros si no es dominándolos.
Estoy segura de que si cuidas estas dos pautas, tu perro tendrá muy buenas relaciones sociales. Pero, ¿cómo puedes solucionar este problema si ya está instaurado? Observa si en casa estás educándolo hacia el liderazgo o hacia la sumisión. Si tienes que cambiar acciones en casa, cámbialas. Siempre estás a tiempo para reeducar esas cosas que estabas haciendo mal y ayudar a tu perro a que asimile un nuevo rol, y en cuanto a los paseos y su relación con el resto de perros, sal con un bozal si fuera necesario, queda con personas que tengan perros y salid todos juntos a pasear, jugad todos juntos y regaña las acciones antisociales de tu perro (gruñidos, ladridos, etc.) ordenándole a sentarse y diciéndole NO. No es una tarea fácil y que te llevará semanas, pero tu esfuerzo y perseverancia podrán lograr rehabilitar a tu perro antisocial hacia un perro social y equilibrado.

You Might Also Like