ARTICULO INTERESANTE

LOS PERROS HUELEN EL MIEDO

3 enero, 2016

LOS PERROS HUELEN EL MIEDO

image

Todos hemos escuchado que los perros huelen el miedo, u observado que los perros son más agresivos con ciertas personas que con otras. Entonces, ¿qué huelen los perros en estas personas?

Para algunos científicos, lo que los perros huelen es la adrenalina que produce la persona, que surge cuando esta alterada, ansiosa o simplemente le tiene miedo a los perros. Para otros, en cambio, cuando una persona se asusta de un perro, realiza movimientos ante él que los perros interpretan como un signo de agresión o sumisión.

Te invitamos a leer un interesante artículo de la web www.sabermas.com, sobre los perros y su compartamiento:

¿Qué huelen los perros?

Muchos dueños han observado, en los casos en que su perro es agresivo con personas, que su animal es más violento con aquellas que tienen miedo a los perros o que dan apariencia de más debilidad. Esta observación lleva a os propietarios a preguntarse frecuentemente si los perros son capaces de “oler la adrenalina”.

En principio, podría ser así. Pero, ¿Qué es en realidad lo que percibe el perro si la persona está asustada? La adrenalina como tal no huele a nada. Se libera dentro del organismo, produciendo distintos efectos que serían, en todo caso, los que el animal podría percibir.

Se sabe desde hace mucho tiempo que los animales cuando tienen miedo liberan ciertas feromonas que otros individuos de su especie reconocen. Esta circunstancia podría explicar, por ejemplo, por qué algunos perros que van por primera vez a una clínica veterinaria y nunca han experimentado una sensación dolorosa o desagradable, se comportan como si estuviesen asustados. Si admitimos un mecanismo fisiológico similar en el hombre, cabe pensar que nosotros también podríamos liberar feromonas específicas en estas situaciones de miedo que el perro fuera capaz de detectar.

Podemos decir que sí perciben el miedo, sabemos que es así, pero más por cambios en la conducta de las personas que por percibir una subida de adrenalina o la liberación de feromonas específicas.

Debemos tener en cuenta que cuando una persona se asusta de un perro, realiza movimientos dubitativos ante él, acaricia o se aproxima al animal con desconfianza y sobre todo, tiende a mirarlo muy directa e intensamente a los ojos para seguir sus movimientos y poder defenderse en caso de que se produjera un ataque. Todas estas actitudes son interpretadas por el perro como una amenaza o como un desafío, facilitando la aparición de la agresividad por su parte.

Esta explicación es, mucho más correcta ya que es muy evidente si observamos detenidamente al perro y a la persona y, además, da una respuesta perfectamente válida de la conducta que muestran los animales ante las personas que se asustan de ellos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply