ivermectin small animals Las Palmas de Gran Canaria

COMO EVITAR QUE EL PERRO PIDA EN LA MESA

29 febrero, 2016
revealingly winstar players club

Tu perro, como especie cazadora, no dudará en estar siempre al tanto de poder dar caza a su presa, ya sea un conejo en el campo que corre o ya sea una patata que te lleves a la boca mientras comes sentado a la mesa. Sin embargo, esta conducta de estar constantemente pidiendo mientras estás comiendo, resulta muy molesta. Desde levantarse y ponerse a tu altura, implorar con sus patas que le des comida a ladridos. Una conducta que si se educa, se puede evitar.

La forma más fácil para lograrlo es no darle comida jamás mientras desayunas, comes o cenas. En el momento en que se produce una primera vez, es como abrir la casa de Pandora: tu perro no cesará en probar de nuevo suerte y utilizará todas sus armas para conseguirlo. Por eso es tan importante que haya consenso en la familia y que todos a una respetéis las normas. Si no se puede dar comida al perro mientras se come, no se da nunca. Jamás. De esta forma, tu perro no os acosará, ni a vosotros ni a los invitados que tengáis en casa.
Muchas veces, el perro es atraído por el olor y también puede acercarse a curiosear, pero es el momento en que vosotros debéis atajar la situación. Pero, para ir por pasos, vamos a listar las pautas a seguir para evitar este acoso en la mesa:

Recordemos: consenso familiar. Es el principal triunfo. Si hay consenso y todos los miembros de la familia respetan las normas, no habrá perro acosador en la mesa.
Cumple con las rutinas diarias de comida. Recuerda: hasta los 6 meses de edad, un cachorro debe comer 3 veces al día. A partir de los 6 meses, un perro deberá comer dos veces al día. Puedes darle incluso a partir del año de edad, una vez al día, pero para evitar que esté pidiendo, si tienes dos horarios de comida, mejor que mejor. Si tu perro está saciado, no pedirá constantemente.
Ante cualquier ademán de pedir, basta con decir NO o SHHH, y ordenarle que se siente. Una vez que terminéis, recompénsalo con una golosina para perro. De esta forma, se acostumbrará a portarse bien porque sabe que al final hay un premio por su buena conducta, hasta que llegue un momento en que la conducta esté interiorizada y no esperará premio.
Si observas que no te funciona ninguna de estas pautas, prueba de darle de comer a la misma hora que vosotros, de forma que esté entretenido comiendo.
Cuida su alimentación. En este sentido apuesta por comida de calidad que garantice que tu perro se está nutriendo mientras se alimenta. Si un perro está bien nutrido, reducirá su conducta de acoso en la mesa.
Y ya sabes, antes de ponerle solución a un problema, prevenlo. Aunque es muy complicado, es posible y el consenso familiar es fundamental en este sentido.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply